“Sueño Lúcido, arte urbano”

La noche era joven, y sorprendido había de quedarme con aquella entrada repleta de hongos, donde un arco con la pregunta “¿sueño?”, invitaba a bajar las cinco gradas verdes o a utilizar la resbaladera plateada. Estaba ingresando al mundo de la obra, a la pieza mayor. 

Una casa abandonada, donde simples sonidos electrónicos, más no contundentes, habían de dar calidad a la vivencia artística de aquella casa que dos pisos la dividían.

El primero, aquel espacio oscuro, estaba repleto de imágenes con mensajes de libertad artística. Una gallina en medio de la nada. Una escultura de un hombre tratando de salir de la pared, mientras en sus manos sujetaba el control de una consola de videojuegos. Una guitarra psicodélica, el baño era rojo y la triste cara de un señor te miraba. Y desde una pintura nacida de la nada del piso, se leía un mensaje claro y bizarro, “Ayer me contaron que soy un ángel”. El canelazo sería el cóctel de la velada.

El segundo. Tres galerías; dos de pinturas y una de fotografías.

La de la izquierda; rostros de personas con ojos torcidos, libertades almáticas, expresadas en el exterior. “Madre que examina su hijo….cocinado.” Es una gallina viendo un huevo frito. Yo pienso, es una madre con su hijo muerto en la guerra, tan insignificante como un huevo frito para el resto de la sociedad.

La segunda galería de pinturas. Colores  de realidades, dientes blancos en caras asustadas. Yo pienso, mensajes más allá del fondo del mar, donde hierven los militares . Gritos de auxilio del mundo que pasa ante los ojos cerrados. En el piso hay una jaula y la foto de algún feliz encerrado.

La exposición fotográfica. Una mujer en blanco y negro toma sus fotos, y asegura que le hacen falta sus alas para poder volar. En una puerta sin entrada o salida, cuelgan un par de alas vacías.

Estas anteriores descripciones de ojos míos y de nadie más, por otros habían de ser considerados como una pequeña parte de la pieza mayor. La OBRA sería la unión del espacio, la sensación al estar caminando por sus pasillos. La obra sería un todo, sería una ciudad, una calle, aquella expresión manifestada para crear la congoja del mundo del artista urbano,  un manifiesto a la vida real.

Llevaba algunas horas dentro de aquella, y los primeros movimientos corporales de emancipación habían de comenzar. En el mismo espacio donde la guitarra psicodélica, la escultura del hombre, y algunas pinturas reposaban, los humanos comenzaron a sacudirse al son de fuertes pero simples sonidos electrónicos. La guitarra moría por  ser rasgada, la gallina ansiaba el cocoréo y la danza, y el hombre de yeso seguía atrapado en la pared.

Pronto el cuarto estaba lleno de personas sacudiéndose. El sonido era meloso. Un joven se postró a mi lado. Un tipo vestido de negro con chaqueta de cuero  y gafas de sol se creía termipilltor, con sus movimientos brotados de su sangre en busca de agua. Al frente habían de llegar los gemelos. Dos hombres de camisa blanca y sombrero gris, que alzaban sus pies simultáneamente mientras sus serias caras buscaban a ojos provocantes. Asi las denominadas autocelebridades disfrutaban su fiesta. El olor a naturaleza ganaba a veces la atención de miles, y algunos fueron los que de la farmacia llegaron a saltar con amor.  Muchos y muchas fueron enseñando sus más misteriosos afectos, hubo algunos que solo miraron….aburridos o creadores de fogatas debieron de ser; más el yo fue un flaco serio de saltos altos y manos gigantes extendidas.

 Testimonios de ojos desorbitados y sangre al galope, al término de la obra; habían de invitar con gritos de emoción a continuar la festividad colectiva en el Panecillo….pues la merced de la suerte se les dictó a los majaderos…. ya la pieza había terminado.

Se felicita al lugar, al personal, y a la noche…

Próximos relatos subterráneos serán de ser los que deleitarán a generosos lectores de cerebros atrofiados……….

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: