PP creyó que lo ayudaría

Para los chicos del bosque: miren que estoy en un aprieto de última instancia,  por eso es que los llamo en esta noche. Lo que sucede es que mis palabras no quieren salir a acompañarme, se han vuelto tímidas conmigo mismo. La verdad es que las observo a lo lejos, y son muy lindas, pero una vez que las llamo se asustan y huyen. Unas suben a la nieve para camuflarse en la blancura, otras, en cambio, prefieren las sombras de los troncos. Todas miran de reojo cuando las llamo, yo lo sé, aunque ellas digan lo contrario.

Ayer mismo caminaba por mi aburrido dibujo de eucaliptos, sí, ese mismo, el que lo hago en las clases del viernes a las nueve de la noche. Y bueno por ahí andaba cuando  capturé la atención de una palabra que decía hola y yo, como es natural, me emocioné mucho y corrí a verla, pero apenas me miró,  sus líneas rectas se convirtieron en curvas oblicuas, de izquierda a derecha. Parecían llenas de agua. Y tuve miedo. Y ella temblaba. Era una pequeña palabra hola que apenas había nacido, y con solo ver mi rostro se espantó por completo.

-Tranquila- musité

Pero se asustó más y finalmente logró salir del estado de shock en el que le había puesto y se deslizó velozmente hasta desaparecer detrás del eucalipto de tinta negra.

En resumen, chicos, eso es lo que me viene sucediendo desde hace ya más de siete meses. Es terrible. He tratado de averiguar la razón de su rebeldía pero hay tantas posibilidades que ya no sé a cuál apegarme. No sé si es necesario que enumere algunas de ellas, entiendo que su tiempo es corto y las actividades que realizan son mucho más interesantes, sin embargo, lo haré porque son los únicos en quienes confío. Pero si no tienen ganas de leerlas y tan solo quieren ayudarme con aquella fe que les corresponde, entonces, adelante,  ayuden a recuperar mis palabras.

En fin, aquí unas de las razones por las que creo que mis palabras me han abandonado, y discúlpenme si de repente se me escapa una que otra expresión ofensiva para sus delicados oídos, sobretodo, para tí Fisc.

– es genético

– es el facebook

– es el mal uso que les di en el pasado

– es la edad

– es la falta de educación

– es el aburrimiento de la vida

– es la vida

– son ellas

– es la pereza

– es la falta de imaginación

Básicamente, mis queridos chicos, eso es lo que se me ocurre por el momento.

Les extraño y espero pronto poder visitarlos en el bosque. Quisiera mudarme para allá, pero como les dije una vez, aunque la vida en este lado del mundo puede ser amarga, hay un imán que me llama para dejar un mensaje que todavía no lo descifro.

Gracias.

Su amigo,

PP

Esta es la respuesta que los chicos del bosque enviaron a PP.

Hola PP, te escribo en nombre de todos. Bueno acá hace una mañana soleada y las luces del sol entran por las ventanas. El aroma del desayuno sube hasta mi habitación y me suena la panza. Bueno, para no hacerte perder más tiempo quisiera mencionar que acabo de leer tu carta, aburrida, típicamente tuya. Y bueno, si quieres mi consejo, para poder escribir, muchacho, escribe.

Me voy a comer

Chao PP.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: